A todos nos ha pasado que en una reunión o una fiesta, muchas veces prima la idea de destacar, de optar por el outfit más revelador o ceñido; sin embargo, es allí cuando se corre el riesgo de dar impresiones inadecuadas.

Ser sexy, en realidad puede ser conceptualizado de una manera distinta según la persona; en lo particular, lo asocio más a la forma de ser del individuo, forma de hablar, de moverse y como eso lo transmite a través de la vestimenta. Efectivamente, los atributos físicos ayudan mucho, pero es importante resaltar que una sonrisa y una mirada sincera puede transmitir más que un escote pronunciado.

En las fiestas por ejemplo, no falta aquella que opta por la típica minifalda, una prenda muy de moda, para unas fotos súper fashion; sin embargo, nunca bailes de una manera exuberante con una prenda como esa, porque mostrarás algo que en realidad, deberías de reservarlo para la intimidad, es sinceramente denigrante. ¡Ojo! Es mi humilde punto de vista. En esos casos yo recomiendo por ejemplo, unos shorts sofisticados, enterizos cortos, que a pesar de todo no mostrarán lo que no debe verse.

En el caso de los escotes, recuerda siempre que es totalmente misterioso aquello que no se logra ver completamente, sino que tienta a querer conocer lo que está por debajo. Un tip, son los encajes, bordados que en colores como el negro incitan y pronuncian la sensualidad y feminidad de la mujer.

Otro punto importante un poco alejado de la vestimenta, es el lenguaje corporal, este dice mucho y puede catapultar a una persona en solo unos segundos, la idea no es verse vulgar, a nadie le gusta en realidad y aquellas personas que gozan de este tipo de espectáculos visuales de mal gusto; lamentablemente no te verán más allá de lo sexual, y considero que todos nos merecemos mucho más. Lo primordial en este caso es verte sexy, avasalladora, imponente, sensual, sofisticada, y por así decirlo “inalcanzable”. Llamar la atención, pero positivamente.

Finalmente hay que conocer bien nuestro cuerpo, saber lo que nos favorece y lo que no. A cada mujer le asientan mejor algunas prendas y estilos, muchas veces, algunos looks te elevan completamente, mientras otros, te restan puntos.

La sensualidad y sofisticación opacan totalmente a la vulgaridad.

Nos vemos en una siguiente nota.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: