Truncamiento, una nueva oportunidad

Aislamiento, toque de queda, ya son casi 3 meses de cuarentena y sinceramente siento que ya me acostumbre, inclusive cuando salgo a la calle me agito y no me siento el mismo de antes.  A pesar de organizar mi día para no aburrirme, el silencio es abrumador, y es en esos momentos de quietud cuandoSigue leyendo “Truncamiento, una nueva oportunidad”