Luiri los saluda otra vez, disculpen mi ausencia, he estado con muchas cosas en la cabeza, pensamientos, tareas de la universidad y demás cosillas.

Aveces cuando uno está enfocado en distintas cuestiones, se centra en las más importantes y sin querer puede descuidar otras. Lamentablemente cuando uno está en la universidad y tiene distintas cosas por hacer y sigue yendo al gimnasio y sigue escribiendo un poco y debe de estudiar; puede suceder que un día estés más cansado de lo normal, cuando esto sucede ni el mejor maquillaje te lo puede cubrir, ya que tu mirada está cansada y tu cutis demacrado, es algo normal; estás agotado y tu cuerpo lo manifiesta.

Además, cuando eres alguien que se cuida y siempre trata de verse bien, las personas están a la expectativa de “¿qué se pondrá hoy?”, “¿cómo está su cara?”, “¿está más delgado o más gordo?” y demás cosas. Uno está tan acostumbrado a eso que ya le es indiferente los comentarios negativos. Pero a pesar de tener un gran escudo, a veces cuando reúnes con personas que amas y aprecias, vas desarmado, esperando pasar un buen momento lleno de positivismo y risas.

Y así sucedió, en una cena a la que asistí con mucha alegría, al final de un día muy largo, fui blanco de críticas por que me veía cansado y porque supuestamente estaba “muy” delgado, a pesar de que solo 3 días antes me habían visto sin hacerme ningún comentario. Yo escuchaba paciente y explicaba que había tenido un día pesado, y que ya eran las 10 de la noche y que desde las 6 a.m estaba despierto. Siempre he sido delgado y bajar o subir un kilo en mi caso es normal, porque nunca en mi vida he pesado más de 60, tengo un metabolismo muy rápido y eso me mantiene en línea sin esforzarme, ahora me esfuerzo pero para ganar más peso y verme mejor. Las criticas fueron en un momento no apropiado, y de una forma para mi, hiriente; lamentablemente las personas cuando tienen frustraciones, las desfogan criticando a los demás.

Nadie es perfecto, todos nos equivocamos, pero no critiques de manera tan negativa a alguien que lo que quiere, es estar alegre contigo. Todos tenemos días malos, y TODOS tenemos el derecho de estar cansados. Si de verdad te preocupa la otra persona, entonces coméntale en privado, de esa manera no haces que la otra parte se sienta incomoda, si lo haces en público eso deja mucho que decir de ti, porque manifiesta que a pesar de toda tu experiencia y capacidad eres alguien con cero o nada de modales o criterio .

Esa cena fue anecdótica, recibía los comentarios negativos desde todas las direcciones, hubo un punto en el cual iba proceder a retirarme, pero no iba a mostrar vulnerabilidad, por eso aguante hasta el final.

Este tipo de situaciones por un lado son buenas, porque te hacen más fuerte y a la vez, te hacen que analices porqué las personas comentan cosas, pero recalco nuevamente, hay maneras de decir críticas y sobretodo, momentos y lugares donde hacerlas.

Agradezco sinceramente a todos aquellos que se preocuparon por mi, de corazón, gracias. Espero que esta nota les sirva y sobretodo, les haga ver de que no está mal si un día estás cansado, lo importante es mantenerte de pie. Recuerda, lleva tu escudo a todas partes. Nos vemos en la siguiente. Los quiero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: