A quién no le ha pasado enamorarse de quien nunca debió fijarse,

muchos te lo advierten, pero el corazón a veces es terco y sordo, no entiende razones.

Piensa que esa persona es la correcta, late y late haciéndote sentir más vivo que nunca, y que es aquella persona que siempre habías esperado.

Llegas hasta el punto en el que te haces tantos planes e ilusiones en la cabeza y piensas que encontraste a ese príncipe azul, de amor sincero y verdadero,

Pero en realidad  lo único que encontraste fueron falsas ilusiones, fue solo un amor fugaz que desaparece como una burbuja de jabón entre tus manos,  ganando solo un corazón roto.

Tu príncipe azul resultó siendo solo una hermosa ilusión, un espejismo tan bello qué querías que siga siendo real.

Uno piensa que será feliz con esa persona y hasta serías capaz de perdonar lo que sea; sin embargo, lo único que provocas es hacerte daño y no ver una realidad que es evidente,

Solo viste perfección, no errores y si había errores hiciste hasta lo imposible  por enmendarlos,  pensando que esa persona cambiaría pero no lo hizo y tampoco lo hará.

Por eso es mejor ser capaz de ver más allá; no exactamente hacer caso de lo que dicen los demás, pero sí analizar por qué lo hacen y de ver, así sea doloroso, que ese ser tan bello que te hace reír, pero a la vez sufrir; no es el correcto.

No te cierres y pienses que esa persona es la ideal, porque solo es un amor fugaz que desaparece tan gracilmente como apareció.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: