+

LIF WEEK Otoño-Invierno 2019,“Nuevos Talentos”

Luiri los saluda, vestidos con nuestros mejores atuendos ya que el Lima Fashion Week llegó. Esta temporada nos sorprendió con nuevos talentos quienes deslumbraron a la audiencia por su gran dominio de este arte, así como también la calidad y originalidad de cada uno de los atuendos presentados en la pasarela. Esta es una gran oportunidad que se le brinda a los diseñadores jóvenes, quienes consiguen mostrar su creatividad a toda la audiencia y al mundo entero.

Ahora, comencemos con lo que tod@s ustedes están esperando, el análisis de cada uno de las colecciones presentadas esta temporada. Comenzando por los nuevos diseñadores.

Xajire Fuentes, egresada del Instituto CEAM, quien a través de sus preciosos encajes, texturas y pedrería nos trasmite la visión romántica y femenina de su marca. En la colección mostrada nos presento unos vestidos de cuento de hadas, preciosos vestidos de novia, con el “trend” de las transparencias, pero logrando bellos y etéreos diseños. 

Fuente: LIF Week – Facebook

Camila Reyes, egresada destacada de Chio Lecca Fashion School trajo consigo diseños muy arriesgados, con brillantes colores y mezclas intrépidas que nos llevan a un concepto futurista.

Fuente: LIF Week – Facebook 

Alexandra Salcedo, CEAM. Presentó diseños fuertes, con personalidad, que destacaron por la creativa combinación de texturas, colores y formas geométricas que otorgaron carácter a cada una de las prendas.  

Fuente LIF Week – Facebook 

Paola Cabrera, egresada de Chio Lecca, sorprendió a todos los presentes con diseños inspirados en arquitectura, además de las combinaciones monocromáticas que en su caso particular destacaron de manera muy positiva.

Según las propias palabras de la misma para diario El Comercio, “Lo que me inspiró fue la arquitectura de Shanghái y mi objetivo es que la gente pueda apreciar otras culturas a través de la moda”. 

Fuente: LIF Week – Facebook 

Lady Ann, egresada de la UPC trajo a la pasarela prendas desarrolladas con mermas textiles de denim, y las mismas están inspiradas en temas enfocados en la relación e impacto del consumo y la tecnología en la sociedad; el género y su impacto en las prendas (prendas sin etiquetas ni género); moda urbana, entre otros. 

Fuente: LIF Week- Faceboook 

Soleil Cuellar, la ganadora de la noche, egresada de la UPC se llevó el galardón otorgado por Key Education y el Instituto Marangoni. Ella hará una pasantía en el importante centro de enseñanza de Milán.

Su concepto fue muy elaborado y estuvo cargado de investigación que partió de elementos de un libro de Michael Foucault, del cuadro “Las Meninas” de Velázquez, y finalmente de las camisas de fuerza usadas en manicomios durante la era victoriana. Todo el compendio de información recopilada y transformada en el estilo de la joven diseñadora, le permitió ganar el importante premio de la noche. Soleil dijo para el comercio: “Para mí esta colección es un viaje personal, sobre la eliminación del estigma y las etiquetas que la sociedad nos impone; es no tener miedo de ser uno mismo y también es un mensaje de respeto para las personas que son ignoradas, diferentes, señaladas. Hay cosas que yo he vivido y que están manifestadas en esta colección”.

Fuente: LIF Week- Faceboook 

A cada uno de nosotros nos encantó este episodio de talento nuevo, fresco y sin lugar a dudas lleno de creatividad e innovación. Me fascinó sobremanera el concepto de cada una de las diseñadoras, deseando desde ya los mejores éxitos en su carrera y desarrollo profesional. Llegarán muy lejos, pero sobretodo y lo más importante, es que dejarán el nombre del Perú en lo más alto. 

Fuentes: 


+

La nueva normalidad

Wow… siento como si hubieran pasado meses sin escribir nada por aquí, han sido días pesados y de mucha carga, culminar el ciclo en las dos universidades en esta coyuntura absorbe demasiado.

Hoy quiero comentar algunas impresiones de la nueva normalidad, al menos de aquí en Perú. Para comenzar, sigo sintiendo que seguimos en cuarenta, por más que en las calles vemos lo contrario, uno sigue sintiéndose más cómodo en casa que fuera.

Cuando voy a los centros comerciales como el mall o el real plaza, la verdad es que lo encuentro abrumador; tener que caminar por solo un lado a la ida y otro diferente a la vuelta, tener que entrar por una puerta en específico y tener que dar la vuelta para entrar por el acceso correcto, no poder sentarte en ninguna banca, tener que formar cola para ingresar a una tienda y a las finales no comprar, es verdaderamente cansado.

Ante esto, algunos podrán decir “¿y porque no compras nada?”, les soy sincero, me divierto más comprando en plaza vea o tottus que en las distintas tiendas por departamento, ¿por qué?, pues por la simple razón que muchas de las ofertas no me parecen atractivas, no por no tener buen precio, sino que no le encuentro sentido, ¿para qué comprar nueva ropa? si uno ya no tiene donde lucirla. Tal vez ahora aquellos que chicos que estudiamos estemos más interesados en la compra de tecnología, como una nueva laptop o tablet, pero hablamos de un presupuesto que multiplica muchas veces un modesto presupuesto de ropa.

Dejando las compras a un lado, algunas actividades recreativas como ir a un parque o salir a correr, no son lo mismo. Claro, la situación es diferente; sin embargo, la realización de estas actividades son un martirio total, te falta el aire, no puedes correr como es debido, debes bajarte la mascarilla y exponerte, por ello debes de salir a las 5 de la mañana, y pues… no todos se sienten bien a esas horas.

Perú está viviendo un gran drama, familias que no pueden reunirse, el ser humano es social por naturaleza, el confinamiento y distanciamiento social no son naturales, uno o dos meses se pueden sobrellevar pero más de 5 sin poder ver a tus hijos o hermanos es un infierno. La nueva normalidad nos plantea nuevos retos, desafíos que iremos venciendo, pero que aún queda un largo camino de adaptación.

Sin duda estamos pasando una situación muy complicada que dentro de unos meses seguro mejorará, ahora solo nos queda resignarnos y tener esperanza que tal vez, pronto podamos volver a tener la misma libertad de antes.

Foto de portada recuperada de: http://www.65ymas.com
+

La forma correcta de usar la mascarilla

Se levantó la cuarentena, inicia automáticamente la “nueva normalidad”, el combate contra el virus ahora todo depende de nosotros, de nuestra responsabilidad y compromiso para con los demás peruanos.

Ante esto, hoy quiero poner mi granito de arena presentando la siguiente nota, básica, pero necesaria. Cada vez que salgo a la calle a realizar diversas gestiones como ir a banco o al supermercado, regreso totalmente incómodo e indignado, debido a que veo a gran cantidad de gente que usando erróneamente la mascarilla. Usan la mascarilla por debajo de la nariz o en el mentón, supuestamente son “responsables” al usarla, pero la realidad es que la están usando como un adorno mortal, ya que no se están protegiendo de ninguna manera, por el contrario, se exponen ellos, y perjudican a los demás que nos encontramos cerca.  

A continuación una breve lista de algunas cosas preocupantes:

-Usar la mascarilla por debajo de la nariz o en el mentón 

-Quitarse la mascarilla para hablar por teléfono 

-Quitarse la mascarilla y con las manos contaminadas rascarse la nariz o los ojos

-No respetar la distancia de al menos un metro

-Subir a un microbus, colectivo o combi cuando está lleno el vehículo 

FORMA CORRECTA DE USAR LA MASCARILLA

Forma correcta de usar la mascarilla. Fuente: elindependiente.com

El uso adecuado de las mascarillas es nuestra única esperanza, es la principal forma de evitar la propagación del virus, por tanto su adecuado uso es imperante para la mejora de la situación de nuestro país.

+

Entre el orgullo y el odio

Hoy 28 de junio, Día del orgullo LGBT, la comunidad entera se hace más visible, cada año mayor cantidad de marcas se unen a la causa; empresas y corporaciones que hace un tiempo atrás, una publicación de parte de estas a favor de la comunidad gay, sería impensable. 

El futuro es el respeto a la diversidad, igualdad, la erradicación de los “ismos” y el amor a todas las personas independientemente de su orientación, sexo o religión. El ser humano es complejo, por lo tanto nada en realidad es descabellado, cada quien es libre de tener el gusto que desee, de soñar con lo que se le antoje y todos debemos de respetar, esa es la clave.

Me encontraba revisando alegremente las publicaciones por este gran día en diferentes redes sociales y me sorprendió en demasía la cantidad de comentarios negativos, totalmente fuera de lugar. Por lo cual, me fue inevitable no plantearme la siguiente pregunta: ¿No se puede dejar de esparcir el odio ni siquiera por un día como este?

La tecnología sin duda, genera mayor libertad de expresión, y lamentablemente, personas cerradas, disfrutan esparciendo odio y repulsión a aquello que desconocen o que por “religión”, creen que el amor en otra de sus manifestaciones, como lo es el de personas del mismo sexo, es una aberración y critican así a las distintas marcas que apoyan a la comunidad. Sin embargo, también sé una cosa y es que la aceptación de lo “nuevo” siempre es un proceso que toma tiempo, pero que poco a poco se termina instaurando en la mente de todos. 

Hoy, quiero desearles a mis amigos, familiares y personas de la comunidad un feliz día, y decirles lo siguiente: vive feliz tal como eres, nunca te reprimas, exprésate y si en algún momento te sientes mal, recuerda que no estás solo, somos una gran familia y estamos para apoyarnos y hacer de este mundo un mejor lugar, más tolerante e igualitario.

+

Colapso

Un mes difícil, no sé si solo para mi, pero me he sentido realmente saturado, clases eternas, trabajos, coordinación de grupo; sin duda, es algo nuevo para todos.

En enero del presente año inicie una nueva carrera, sabía que iba a ser complicado llevar dos carreras juntas, pero la verdad es que soy bien dedicado; sin embargo, en estas condiciones, sin poder despejar tu mente, sin poder tener una vida normal, se me ha hecho demasiado estresante. 

¡PERO! Esta nota no es para hablar de mi. El verdadero propósito es dar mi punto de vista respecto a las clases virtuales. Aquellas universidades que no tenían ningún conocimiento de lo que es la virtualidad, han diseñado un sistema de clases totalmente inadecuado. No es óptimo tener que estar sentado frente a una laptop o celular durante más de 6 horas, de lunes a viernes, algunos amigos, inclusive hasta los sábados. 

En condiciones normales, cuando uno iba a la universidad, era algo completamente diferente, tenías a tus compañeros, estabas en tu salón de clases sin distracciones, la dinámica era distinta, prestabas atención de verdad. Ahora en cambio, la realidad de casi todos,  es estar en sus camas a las 7:30 a.m, decir presente y continuar durmiendo, no son todos, ya que algunos nos levantamos más temprano, pero es agobiante esperar cerca de 1 hora para que solo tomen lista, claro, podemos aprovechar en tomar desayuno, pero no es igual, no es un sistema adecuado, normal sería que la clase dure hasta las 10 de la mañana y la realidad es que duran hasta las 2:20 de la tarde, es de locos.

Al llevar dos carreras, tengo un total de 8 cursos, y tengo que darme tiempo para realizar las tareas  de cada uno, y conectarme a las videoconferencias puntualmente en aquellos, donde me obligan a estar presente, sino me ponen falta. Es cierto que nadie estuvo preparado para esta pandemia, pero ¿no era posible un poco de criterio, de sentido común?  Por favor, tenemos una vida, hábitos, algunos realizamos otras actividades, así grabemos tiktoks, es una distracción, otros quieren tiempo para ver tele, tenemos el derecho y nadie debe de criticar lo que uno haga en su tiempo libre. 

No me tomen como un rebelde, pero en estas condiciones, prestar atención durante más 5 horas es una verdadera tontería. 

+

Truncamiento, una nueva oportunidad

Aislamiento, toque de queda, ya son casi 3 meses de cuarentena y sinceramente siento que ya me acostumbre, inclusive cuando salgo a la calle me agito y no me siento el mismo de antes. 

A pesar de organizar mi día para no aburrirme, el silencio es abrumador, y es en esos momentos de quietud cuando se me hace imposible no pensar en algunas cosas de mi vida. El truncamiento de mi carrera, un viaje espectacular que iba a realizar en julio, el genial cumpleaños que deseaba tener, entre otras cosas más. 

Pero sin duda lo que más me ha afectado ha sido el hecho de haber tenido que retroceder de ciclo. Cambió todos mis planes, TODOS, parece una cosa simple pero no lo es, es tan frustrante tener que llevar cursos por segunda vez, no tienen idea; haber sido primer puesto a lo largo de 4 años y medio para tener que volver a empezar. Recordar que ya tenía el proyecto de tesis aprobado, listo para ejecutar las encuestas y poder ser por fin licenciado en administración; créanme, no se lo deseo a nadie.

Bueno, entonces ¿lloro y pataleo? ¡NO! La verdad solo queda mirar hacia adelante e intentar buscar el lado bueno, da la impresión que no hay, ¿cierto? Pero recordemos que todo, absolutamente todo tiene algo positivo, nuevos compañeros que conocer, nuevos amigos, docentes, intercambios, una universidad más grande, poder destacar en otra institución educativa y poder tener un verdadero reconocimiento y no una simple hoja de papel, entre otras cosas. 

Pensando en lo anterior pude encontrar la calma. En esta cuarenta he tenido por fin la oportunidad de contar con tiempo de sobra para reflexionar y darme cuenta otra vez que la vida es una sola, que el tiempo es oro y que lo importante es ser feliz, ¿estudiar? claro que si, pero no olvidándote de todo aquello que quieres realizar, ya que tu aspiración no debe ser solo terminar la carrera, debe ser mucho más, encontrar la felicidad y comprender lo que significa para ti esa palabra, cumplir tus sueños, viajar, conocer otras culturas y sobretodo darte cuenta de lo pequeño que somos en el mundo.

Ampliar nuestra visión de las cosas y disfrutar, ese es mi consejo, vivir cada día como si fuera el último, no quiero decir ¡ojo! que se vuelva un desenfreno total, a lo que me refiero es que debemos vivir en todo el sentido de la palabra. No ser esclavos de nuestra propia rutina o de una relación que ya no va, tener voz y voto para decidir lo que quieres. Solo así no tendrás la necesidad de querer volver atrás cuando ya seas mayor, cuando el tiempo ya no pueda retroceder y cuando tu vida, ya no pueda cambiar.

Nos vemos en una siguiente nota.

+

Breeze

+

La barbarie humana

Al momento de escribir esta nota me siento completamente perdido, confundido.

Me encontraba viendo un documental de la Segunda Guerra Mundial y después de casi 3 días seguidos, por fin lo he culminado. Con el avance de cada capítulo mi sensación de repulsión y rechazo hacia la barbarie y masacre ocurrido en esa época crecía.

Hoy, después de ver el último capítulo titulado “Hiroshima” y contemplar la cantidad de actos inhumanos contra nosotros mismos; me es imposible no plantarme las siguientes preguntas: ¿hasta donde puede llegar nuestra ambición de poder? y ¿seremos los responsables de nuestra propia destrucción?

Considero que la respuesta a la última pregunta es evidente y como mencione en otra nota, somos tan “inteligentes” que nuestra capacidad intelectual es usada para perjudicarnos a nosotros mismos, destruimos el medio ambiente donde nos ubicamos, creamos armas que podrían acabar con toda la humanidad, el estado invierte en poder armamentístico en lugar de invertir en desarrollo humano, ¿a qué se debe esto?

Da la impresión que el mundo es como un tablero de ajedrez y que nosotros somos las piezas que se desplazan sin voluntad propia, aniquilándonos unos a otros hasta el jaque mate a favor de uno de los bandos.

El expansionismo a lo largo de la historia se ha caracterizado por lo sanguinario de sus actos; el hombre ha buscado dominar a quellos que considera inferiores. El racismo es tan irracional que no logra ver que a pesar de las diferencias físicas, somos los mismos seres humanos, con rasgos distintos pero iguales al fin y al cabo. Hasta la actualidad discriminamos a alguien por su “belleza”, siendo la misma totalmente subjetiva.

Ahora…

¿Cuál es la naturaleza humana?, ¿cuando fue que se establecieron las jerarquías y grupos de poder?, ¿por qué dejamos que nos gobiernen las corporaciones?, ¿por qué no podemos vivir tranquilos sin afectar a los demás?, podría continuar formulando más interrogantes, ya que las mismas son tantas como las que dan sentido a nuestra propia existencia.

¿hasta donde puede llegar nuestra ambición de poder?

El hombre por naturaleza no se conforma, y ese es uno de nuestros grandes defectos, aquí alguno podrá decir que es una ventaja porque así sigues desarrollándote y no eres “conformista”, pero la pregunta no va por ese lado. Más bien, trata de explicar el hecho de que nada nos satisface, cuando logramos algo, queremos más y más, somos insaciables, anhelamos poder e influencia, cuando en realidad ni si quiera nos hemos planteado lo que haremos al conseguirlo, fuera de aspectos banales y superfluos.

Hemos caído en un círculo vicioso, donde el más fuerte impone lo que quiere, nos hemos estancado a tal punto que la vida no vale nada, donde el consumismo es el combustible que sostiene al sistema y donde el dinero le da sentido a nuestro existir. A tal punto de superficialidad hemos llegado, no nos importa cómo está el resto, si nosotros estamos bien, no nos interesa ver lo qué hay detrás de la cortina, ya que “ojos que no ven, corazón que no siente”.

Ante esto y ya para culminar, creo que la situación actual que estamos viviendo es otra patraña más, real sí, eso quedado claro, pero es otro intento de dominación, otra forma de manipularnos, de generar crisis y crear un nuevo estado de “normalidad”.

¿Y qué más da no? Si a las finales nos hemos acostumbrado a ser las marionetas de un complejo teatrillo de titiriteros.

+

¿De verdad conocemos nuestra realidad?

Prolongaciones y más prolongaciones, discusiones, falta de concordancia entre las instituciones y organismos públicos. ¿Extensión de la cuarentena o cuarentena focalizada? Entre otras cosas en estas cruciales fechas.

La crisis sanitaria del Covid-19 vuelve a golpear nuestra esperanza y expectativas de poder reincorporarnos al mundo exterior, que para muchos ya es como ir a la luna. El día viernes 22 el presidente informa a toda la nación sobre la decisión de extender la cuarentena hasta el 30 de junio. Sí, mi sentido pésame a los cumpleañeros del mes de junio, incluido mi persona. Gran cantidad de personas están a favor de esta extensión de la restricción, tanto así que, acorde con Datum, el 70% respalda la decisión de nuestro mandatario. Sin embargo, un gran grupo incluido importantes personalidades del sector salud, han criticado esta medida, ya que opinan que una cuarentena focalizada podría obtener mejores resultados. 

Es evidente que el impacto de está crisis sobre la economía será gigantesco, según el Banco Mundial, la economía Peruana caerá 4.7%, después de casi 2 décadas de crecimiento continuo; sin embargo, recordemos que el dinero se hace, mientras que las vidas humanas no se recuperan. Por lo tanto, pensemos en que existe una razón por la cual, la extensión de la cuarentena ha prevalecido, y en mi caso particular, considero que es por el temor a que suceda un rebrote en aquellos departamentos o distritos donde se podría levantar las medidas restrictivas. Entonces, ante esto, es más fácil seguir restringiendo para  poder realizar un levantamiento total en un futuro cercano, y así haber cuidado a un gran segmento de población. Si analizamos, tiene sentido, “hago que las familias estiren sus recursos lo maximo posible para que en unas semanas se reinserten oportunamente a sus labores y no corran ningún peligro”. 

Algunos podrán decir: “¿por qué nos tratan como ignorantes?” Y la respuesta es simplemente que no es por ser ignorantes; es por el hecho de que somos un país con una idiosincrasia diferente de región en región, y más aún, de departamento en departamento. Es decir, un país tan diverso qué simplemente si se levantará la cuarentena en algunos lugares, se generarían más contagios debido a que en cada lugar la población posee comportamientos y estilos de vida diferentes. 

Cuando las personas nos expresamos en muchas ocasiones lo hacemos erróneamente debido a la gran desinformación, criticamos a las personas sin conocer su realidad, a modo de dato, ¿sabían que acorde con una cifra publicada en Peru21, el 47.5% de hogares del Perú no tiene refrigeradora?, ¿sorprendente verdad? Sin lugar a dudas es un número alarmante y retador, ya que las medidas a dictar tienen que responder a esta realidad. Casi la mitad de la población nacional no puede congelar sus alimentos, ¿cómo le digo que no salga?, ¿cómo evita contagiarse, si obligatoriamente tiene la necesidad de hacerlo?. La informalidad representa al 70% de nuestra economía, entonces ¿cómo viven ahora todas esas personas? Peruanas y peruanos de a pie que obtenían ingresos diarios, cuya mercadería ahora se ha echado a perder. Esa es nuestra retadora realidad, a esa magnitud de problemas nos enfrentamos, por eso, antes de criticar, pensemos, desarrollemos nuestro lado empático e informémonos para que así entendamos de verdad por lo que estamos pasando. 

+

Los tres cerditos blanquirrojos

Hace unos días vi una caricatura [abajo] de un conocido caricaturista publicada en el diario El Comercio, y no pude evitar sentirme identificado.

Créditos: El Comercio

En la imagen podemos apreciar la realidad que se vive en estas últimas semanas en mi país [Perú]. Las personas que cuentan con los recursos de sobra para sobrellevar esta crisis, así como también aquellas personas de clase media que siguen laborando desde casa, criticamos a todas aquellas personas (ignorantes e irresponsables) que salen a diario. Peruanos que se aglutinan en los mercados y generan desorden, pero que son personas que no tienen la misma suerte de nosotros; seres humanos que por condiciones de la vida, no cuentan ni siquiera con una refrigeradora u otros que simplemente no tienen que comer.

En esta breve nota quiero hacer mención a esta situación que es generada justamente por la desinformación y poco análisis de realidad del Perú. Somos un país muy desigual, centralizado, donde los problemas siempre se los echamos a otros y nunca tenemos la culpa de nada. Criticamos porque tenemos boca, mas no nos ponemos a pensar que no todos tienen las mismas condiciones o la suerte de tener una vida más acomodada.

Aunque parezca irreal, hay peruanos que no tienen un televisor o un smartphone para informarse de los nuevos decretos, otras que no poseen con cuentas bancarias para recibir sus bonos, lo que genera las interminables colas que se ven a diario en los bancos; que inclusive ahora tienen un horario de atención más reducido.

Me gustaría que quede claro que no quiero realizar crítica a las medidas tomadas por el gobierno, ni nada por el estilo. No estábamos preparados para esta crisis sanitaria, eso está claro; por ello los errores en las medidas eran de esperarse, nuestros problemas vienen desde hace décadas, no del gobierno actual. Sin embargo, acorde con algunos expertos, a mayor restricción, más aglomeración, y si se ponen a pensar es algo lógico. Restrinjo el horario, más personas haciendo cola en los bancos para poder realizar sus trámites, más personas comprando en los mercados a la misma hora.

Aquí ya hemos entendido que este virus es algo serio, la lección ya se captó, ante esto, el gobierno debería de ir flexibilizando poco a poco las distintas restricciones en esta nueva etapa. El día de ayer, el presidente informó que habíamos llegado al pico de contagios, una noticia que sin duda nos da algo de esperanza, pero eso no significa la calma y el regreso a la normalidad. Por el contrario, entramos a una fase crucial y es cuando todos debemos de ser lo más responsable posible.

Es ahora cuando la moraleja de los tres cerditos debe de ser aplicada. Unir esfuerzos y trabajar lo más duro posible para combatir este terrible virus, y permitir que todos tengan lo necesario para subsistir y superar con bien esta crisis. No seamos como el cerdito mayor, si sabemos, compartamos el conocimiento, si ves que alguien se está equivocando, intenta ayudarlo, si hay un peligro, comunícalo, no te lo guardes, seamos solidarios con quienes más lo necesitan, solo así superaremos esta situación.

Antes de criticar y lanzar improperios, tomémonos un minuto de nuestro ahora sobrante tiempo, para pensar en que no todos tenemos la misma suerte y no todos tienen un pan que llevarse a la boca estos días.

Luiri les manda un abrazo, nos vemos pronto.

+

¿Seremos los mismos?

No sé si solo me sucede a mi, pero esta pregunta me la vengo formulando desde que inició la cuarentena y el estado de emergencia en mi país.

Estamos acostumbrados a salir, reunirnos, ir al cine, hacinarnos en una discoteca con amigos, otros deleitarse con los seductores potajes al paso. La cuestión es, ¿seguiremos haciendo esas cosas igual? Pues, viendo lo que está pasando a nivel mundial, creo que la respuesta es un no rotundo.

A pesar de los desastres que está causando este terrible virus, toda crisis deja enseñanzas. En el Perú en particular, creo que traerá un desarrollo importante en todo lo que se relaciona al comercio de bienes y servicios. Nuestro país, cuyo orden y libre circulación se ve afectado por el comercio ambulatorio, por fin podrá tener una avance sustancial.

El covid-19 nos está dando como enseñanza, la importancia de la higiene y pulcritud tanto de nosotros mismos, como de los lugares públicos, y sobre todo de aquellos dedicados a la venta de comida o transporte de personas. Parece algo sin relevancia el hecho de lavarse las manos adecuadamente, pero es un hábito que perdurará, disminuirá en gran cantidad el nivel de infecciones, adquisición de enfermedades, etc.


Cuando todo esto de la pandemia comenzó, se viralizarón una serie de videos y memes, que más de dar risa y orgullo, me generaban incomodidad, ya que reflejaba nuestro alto nivel de ignorancia.

Nos enorgullece no preocuparnos por nuestra salud, reflejar esas costumbres típicas como disfrutar una leche de tigre de la “tía veneno” o comer un combinado en plena avenida totalmente contaminada por los automóviles. Una serie de costumbres que un gran sector, por no decir la mayoría de la población, comparte. !Ojo! Quiero que quede claro que estos actos, solo deben de mejorar desde la perspectiva de la higiene y orden público.

Por lo tanto, esto no significa que dejemos de ser nosotros mismos, o que ahora andemos con el mentón hacia arriba al pasar por el lado de un comerciante; lo que quiere decir, es que ahora tenemos que incorporar un nuevo estándar.

Este simple y radical cambio, traerá consigo retos, todos aquellos comerciantes informales, se verán obligados a mejorar su servicio. En primer lugar dejar la informalidad, y poder figurar en el sistema como un pequeño negocio, poder acceder a créditos, y demás oportunidades que no solo mejorará su estilo de vida, sino también la de su comunidad.

Algunos podrán estar reacios a lo que postulo en esta nota, pero me gustaría que reflexionemos en lo siguiente. Todo está estrechamente relacionado, comercio informal, para evitar pagar impuestos, esa “viveza” del peruano es nuestro talón de Aquiles, desorden y multitud en las calles, facilita la delincuencia. Ese aforo tiene una razón de ser, por lo tanto hay que respetarlo.

Debemos de apegarnos a la norma, entender que si el semáforo está en verde no debemos de cruzar, entender que ese cruce peatonal está por algo, comprender que debemos de ser ciudadanos responsables, para poder tener la esperanza de que en un futuro no muy lejanos, este país sea un mejor lugar para vivir.

Recuerden que al terminar la tormenta, un horizonte despejado se vislumbra. Nos vemos en una siguiente nota, Luiri se despide.

+

Peruanos, ¿qué anda mal con nosotros, dónde quedó nuestra viveza?

Con total sinceridad, no pensé que sería necesario hablar más de este tema, en realidad, me hubiera gustado seguir hablando de la mejora de los ecosistemas, para crear conciencia, pero la situación se ha salido de control.

Pensé, que era mejor evitar mi aporte a los bombardeos constantes de noticias terribles, que si bien es cierto, informan, pueden llegar a ser un verdadero dolor de cabeza. 

Después de varias semanas, las cosas para las personas y sin ir muy lejos, para los peruanos, no ha mejorado nada. 

La situación que estamos viviendo en Perú era la temida, lo que se quería evitar y lo que planeaban nuestras autoridades  al implementar oportunamente acciones de contención. Es fácil criticar, el otro día leía unos comentarios de personas particulares en una red social X, y expresaban gran indignación para con el presidente y distintas personalidades del ejecutivo, y la verdad es que cuando uno nunca ha estado en una situación de presión tal, es fácil criticar, es fácil hablar demás, pero ¿por qué en lugar de criticar las medidas, no obedecemos lo único que se nos pide? 

Y ¿cuál fue la única tarea? No salir de casa y respetar el toque de queda. Nada extraordinario la verdad, muchos ante esto podrán decir, “la gente informal necesita trabajar”, claro que si, evidentemente necesitan tener algo que llevarse a la boca, y por eso el gobierno implementó los distintos bonos y a la fecha se encuentra realizando otro más, que de seguro no será perfecto, pero es un intento, entendamos que no somos un país desarrollado y es justamente nuestra viveza y egoísmo lo que nos impide avanzar. 

Anuncios

Aglomeración en Piura para comprar cerveza, algunos echan la culpa a las autoridades por no establecer la ley seca, ¿quién los entiende? Tanto critican el toque de queda y ahora quieren otra restricción más, “supuestamente” somos pensantes, no somos niñitos que tienen que ser reprendidos por la mamá todo el tiempo. Si a una persona se le antoja añadir algún trago en sus compras (que deben de ser semanales) tiene todo el derecho de hacerlo, pero sin exponerte, siendo responsable, utilizando el dinero inteligentemente, pensando en uno y en su familia. No me cabe en la cabeza la conglomeración para la adquisición de algo que no es vital para la supervivencia, en una región que está siendo una de las más afectadas por el covid-19.

<Respeten el toque de queda>, <eviten salir de casa> y los vecinos de la cuadra haciendo jugar a sus hijos en la calle. Así no hubiera nadie más fuera, ¿por qué no hacemos lo que se nos pide? A esos niños desde temprana edad se les comienza a dar un mal ejemplo, se les enseña a burlarse de la autoridad, a desarrollar esa viveza clásica de los peruanos. <Los niños se estresan> dicen los los padres de familia, entonces… ¿los expongo a la muerte? 

<El uso de tapabocas es obligatorio> La señora de la esquina al ser intervenida, “ay esque me olvidé”, parece algo tonto, pero es la máxima expresión de la ignorancia, no solo te expones tú, pones en peligro la vida de todas las personas con las que te toparas en la calle. 

<Las mujeres salen un día y los hombres otro> Los peruanos riéndose de la norma al momento de incumplir la medida y huyendo de la policía cuando esta se encuentra cerca, ¿qué anda mal con nuestra metacognición?

Podría seguir y seguir, pero sería una nota interminable. En resumen, el Perú afrontará aún más casos de contagio, por ende más muertes y un sistema sanitario más colapsado aún, ¿a quien le echamos la culpa ahora? 

Fuimos nosotros los que incumplimos, fuimos nosotros los ingenuos, ¿donde quedó nuestra viveza? Bueno …ella simplemente está riéndose de nuestra torpeza. La realidad es esa, cambiemos ya de chip, informémonos, dejemos de ser una “masa” para que por fin, logremos avanzar como sociedad y hacer de este país, un mejor lugar para vivir y prosperar.

Quédate en casa, cuida de ti y de los demás. Nos vemos en una siguiente nota.

+

Mascarilla de pepinillo, miel, limón y aceite de oliva

Hola chic@s el día hoy hablaremos acerca de las propiedades de esta mascarilla, echa a base de pepinillo, miel, limón y aceite de oliva; ingredientes milagrosos que realzan la belleza de nuestra piel. Cada uno aporta una serie de beneficios importantes, lo que convierte a esta mascarilla en una mezcla completa y efectiva, que garantiza resultados espectaculares.

Propiedades

Pepinillo

  • Hidrata, estimúlala producción de colágeno y elastina, manteniendo la piel saludable y lozana.
  • Desinflamante natural, ideal para las ojeras
  • Astringente, ayuda a controlar la grasa de la piel, así como también, reduciendo el acné.
  • Alivia pieles irritadas y sobrexpuestas al sol.

Miel

  • Llena de minerales y aminoácidos
  • Vitaminas A, B y C
  • Rico antioxidante
  • Antiséptico
  • Hidrata y revitaliza la piel, dejándola resplandeciente
  • Otorga elasticidad

Limón

  • Rico en vitamina C
  • Estimula la producción de colágeno
  • Poder aclarante
  • Aporta brillo, así como también, combate las manchas ocasionadas por el sol o el acné
  • Previene la aparición de arrugas prematuras.

Aceite de oliva

  • Poderoso hidratante, ideal para pieles secas o mixtas
  • Combate la sequedad directamente
  • Repara tejidos dañados de la piel
  • Posee un alto contenido de vitamina E (la vitamina de la juventud) y K
  • Ayuda a combatir el envejecimiento prematuro

Imagina todos estos beneficios en una sola mezcla.



La preparación es completamente simple, necesitamos lo siguiente: 

Ingredientes

-Mitad de pepinillo

-1 limón 

-1 cucharada grande de miel de abeja, de preferencia 100% natural

-1 cucharadita de aceite de oliva 

Utensilios y artefactos 

-Licuadora

-Rayador

-Cuchillo

-Recipiente hondo (pequeño)


Preparación

Rayamos el pepinillo y procedemos a cortar en cuadritos, colocamos esto en la licuadora, y procedemos a cortar el limón y exprimir, finalmente echamos la cucharada grande de miel, así como la cucharadita de aceite de oliva y licuamos hasta conseguir una mezcla homogénea. Listo! Ya tenemos nuestra mascarilla.

A continuación dejamos reposar en el refrigerador durante 30 minutos.


Aplicación

Recomiendo aplicar esta mascarilla en el baño, debido a que al ser liquida, puede mojar el piso y/o la ropa que se tiene puesta. 

Para aplicarla en nuestra piel podemos usar una brocha limpia o nuestras propias manos, escurriendo bien el líquido. ¡Ojo! No botes lo restante, ya que lo puedes aplicar en otras zonas de tu cuerpo como cuello, codos o rodillas. Dejamos actuar por 15 o 20 minutos y enjuagamos con abundante agua. 

P.D. Recuerda secarte con gentileza, y evitar la exposición directa al sol, ya que nuestra piel se encuentra sensible debido al poder del limón. 

Espero que esta nota les sea de utilidad. Es una mascarilla simple y económica, yo la uso personalmente y siempre me da resultados espectaculares. Es recomendable realizar esta mascarilla 2 veces por semana, máximo. Si tienen alguna duda, no duden en comentarme, estaré respondiendo. Los quiero y nos vemos en la siguiente nota de Salud y belleza.