Destacada

LIF WEEK Otoño-Invierno 2019,“Nuevos Talentos”

Luiri los saluda, vestidos con nuestros mejores atuendos ya que el Lima Fashion Week llegó. Esta temporada nos sorprendió con nuevos talentos quienes deslumbraron a la audiencia por su gran dominio de este arte, así como también la calidad y originalidad de cada uno de los atuendos presentados en la pasarela. Esta es una gran oportunidad que se le brinda a los diseñadores jóvenes, quienes consiguen mostrar su creatividad a toda la audiencia y al mundo entero.

Ahora, comencemos con lo que tod@s ustedes están esperando, el análisis de cada uno de las colecciones presentadas esta temporada. Comenzando por los nuevos diseñadores.

Xajire Fuentes, egresada del Instituto CEAM, quien a través de sus preciosos encajes, texturas y pedrería nos trasmite la visión romántica y femenina de su marca. En la colección mostrada nos presento unos vestidos de cuento de hadas, preciosos vestidos de novia, con el “trend” de las transparencias, pero logrando bellos y etéreos diseños. 

Fuente: LIF Week – Facebook

Camila Reyes, egresada destacada de Chio Lecca Fashion School trajo consigo diseños muy arriesgados, con brillantes colores y mezclas intrépidas que nos llevan a un concepto futurista.

Fuente: LIF Week – Facebook 

Alexandra Salcedo, CEAM. Presentó diseños fuertes, con personalidad, que destacaron por la creativa combinación de texturas, colores y formas geométricas que otorgaron carácter a cada una de las prendas.  

Fuente LIF Week – Facebook 

Paola Cabrera, egresada de Chio Lecca, sorprendió a todos los presentes con diseños inspirados en arquitectura, además de las combinaciones monocromáticas que en su caso particular destacaron de manera muy positiva.

Según las propias palabras de la misma para diario El Comercio, “Lo que me inspiró fue la arquitectura de Shanghái y mi objetivo es que la gente pueda apreciar otras culturas a través de la moda». 

Fuente: LIF Week – Facebook 

Lady Ann, egresada de la UPC trajo a la pasarela prendas desarrolladas con mermas textiles de denim, y las mismas están inspiradas en temas enfocados en la relación e impacto del consumo y la tecnología en la sociedad; el género y su impacto en las prendas (prendas sin etiquetas ni género); moda urbana, entre otros. 

Fuente: LIF Week- Faceboook 

Soleil Cuellar, la ganadora de la noche, egresada de la UPC se llevó el galardón otorgado por Key Education y el Instituto Marangoni. Ella hará una pasantía en el importante centro de enseñanza de Milán.

Su concepto fue muy elaborado y estuvo cargado de investigación que partió de elementos de un libro de Michael Foucault, del cuadro “Las Meninas” de Velázquez, y finalmente de las camisas de fuerza usadas en manicomios durante la era victoriana. Todo el compendio de información recopilada y transformada en el estilo de la joven diseñadora, le permitió ganar el importante premio de la noche. Soleil dijo para el comercio: “Para mí esta colección es un viaje personal, sobre la eliminación del estigma y las etiquetas que la sociedad nos impone; es no tener miedo de ser uno mismo y también es un mensaje de respeto para las personas que son ignoradas, diferentes, señaladas. Hay cosas que yo he vivido y que están manifestadas en esta colección”.

Fuente: LIF Week- Faceboook 

A cada uno de nosotros nos encantó este episodio de talento nuevo, fresco y sin lugar a dudas lleno de creatividad e innovación. Me fascinó sobremanera el concepto de cada una de las diseñadoras, deseando desde ya los mejores éxitos en su carrera y desarrollo profesional. Llegarán muy lejos, pero sobretodo y lo más importante, es que dejarán el nombre del Perú en lo más alto. 

Fuentes: 


Sentidos contrarios, un amor que pudo ser

Con el oido derecho medio tapado y con un cálido sol iluminando la mini terraza empiezo a escribir esta nota. Estos días he reflexionado acerca de la fragilidad de las cosas y cómo de repente tu vida da un giro de 360°, creyendo tener algo sólido con una persona, habiendo celebrado un año de relación, llegando a casi convivir y despertando cada día en el sobrecogedor pecho de alguien que profesaba un amor sincero; lleno de pasión y desenfreno. Para que de repente ante un solo momento de verdad, todo se desmorone, el “amor” se desvanezca, y el silencio sea ahora el protagonista de la historia. 

Algo que pudo ser maravilloso, dos polos opuestos mutuamente atraídos como la luna y el sol; hasta que te das cuenta que en realidad todo era una ilusión, que tu corazón otra vez se había dejado desnudar, que nuevamente cedía ante el despecho y frustración por el tiempo de haber resguardado su palpitar en la sombra; aparentando ser nada, «primos» ante los ojos de la gente.

A pesar de todo, una parte de mí siempre fue consciente de las cosas y fue acumulando hechos descaradamente falsos, cubiertos por un «fue solo por compromiso», «conversamos temas de salud», hasta que como todo, llegue a mi límite. Es allí donde me di cuenta de que aspirábamos cosas distintas; mientras yo daba mi 100%, era transparente y anhelaba más, la contraparte ya se había acostumbrado a sus dos caretas; a decir mentiras con tal expertise, que por momentos dudaba acerca de qué tanto podría mentirme a mi también (obviamente lo hacía).

Hubieron momentos donde pude sentir un sentimiento real, fuerte, sincero; sin embargo, fueron efímeros y perjudicados por hechos que dañaban no solo a la relación, sino a mis propios sentimientos. Pese a ello, siempre estarán conmigo como bellos recuerdos, seguirán recordándome que yo fui sincero y que por apuntar en sentidos contrarios la vida optó por no dejar que siga forzando algo, que desde un principio involucraba no solo a dos corazones, sino también a un tercero tristemente cegado por la obsesión y la mentira.

Expectativas: las dos caras de la moneda

“No pidas deseos, de esa manera no das cabida a decepciones” ¿Penoso cierto? La verdad es que sí, dado que en la vida, independientemente del ámbito, sea este amor, trabajo u amistad; las exceptivas siempre surgen, pero pueden llegar a ser una peligrosa arma de doble filo.


¿Por qué de doble filo?

De vez en cuando las personas caemos en un estado de crisis existencial y frustración por no lograr aquello que queremos, o porque la pareja no cumplió con algo que representaba mucho para ti. Entonces, ¿a quién debemos culpar? La respuesta puede ser chocante; sin embargo, la responsabilidad es de nosotros mismos, por habernos aferrado a una idea o anhelo demasiado fuerte.
Esta premisa se fundamente en la libertad de pensamiento, de actuar; dado que la otra persona tiene todo el derecho a corresponder según lo que le nace, acorde con su forma de ser, naturaleza y motivación. No obstante, eso no quiere decir que debas tolerar la indiferencia o despreocupación, solo que en materia de deseos y anhelos no puedes cerrarte a obtener una respuesta según tus estrictos y poco flexibles parámetros. Si reflexionan en la idea anterior ¿no creen que es un poco egoísta y nada auténtico el querer que algo se desarrolle únicamente según nuestra expectativa? Para tal caso, ¿dónde está la magia?

La felicidad suele ser proporcional a nuestro nivel de aceptación e inversamente proporcional a nuestras expectativas.

Jennifer Delgado S.

Por otra parte, a veces pecamos por querer tapar el sol con un dedo o por querer pedirle peras al olmo. Esto es algo que debes de evitar a como dé lugar, porque entras en una escena de un drama lamentable; debido a que como individuos debemos ser conscientes de nuestra realidad, de poder conocer y saber qué puedes o no esperar del otro.

¿Y el filo no incisivo?

Bueno, como seres perfectamente imperfectos nos equivocamos. El querer y anhelar cosas es parte de nuestra naturaleza como individuos capaces de amar con locura y desenfreno. Por ello, tener expectativas es solo un ápice del complejo mundo de las relaciones humanas. Representan lo más profundo de nuestros deseos y transparentan ese lado romántico, apasionado y soñador.

Al entender el proceso y mecanismo de nuestras expectativas…vamos aceptando y amando a las personas y a nosotros mismos por lo que son, por lo que somos, con nuestros errores y aciertos. Nos permitimos ser como necesitemos ser, permitimos a los demás ser como necesiten ser y como quieran ser.

Rafa Aragón

Entonces, cerramos la reflexión con el hecho de que no hay nada más humano que el amor. Por esa razón, no frustres el latir de tu corazón, ama con libertad, sueña, desea. Pero tan solo, no trates de moldear el amor o la forma en la que las personas te manifiestan su cariño, responde a tus expectativas con madurez y flexibilidad. Finalmente, déjate sorprender y vive cada momento con total plenitud.

Ausente

Me encuentro en la penumbra de mi habitación acompañado únicamente de la playlist “Essentials” de Adele e iluminado cálidamente por una lampara en el extremo.  Se me hace extraño escribir nuevamente, sobretodo porque es la primera vez que me ausento tanto tiempo.  La verdad, no hay excusas, simplemente que mis pensamientos y energía han estado abocados a la universidad y en caminos sin salidas. Como algunos saben, retomé mi segunda carrera y ya por fin me queda un solo ciclo pendiente en la de Administración. 

En lo personal me he sentido y me siento aún un poco perdido, es difícil de explicar, pero en general percibo un aire diferente en mí, un cúmulo de sensaciones y un estado nebuloso. En la parte académica me ha ido muy bien, pero con cierto grado de estrés, el cual cualquiera podría decir que es normal estudiando dos carreras; sin embargo, al iniciar el ciclo tenia claro que mi prioridad era Administración, debido a que Comunicaciones quería llevarlo de manera más relajada. Con esto quiero decir que no quería ser líder en los grupos de trabajo de la otra universidad, quería rendir como el promedio general de alumnos. Fue allí donde me choqué contra el muro, encontré una realidad, que si bien es cierto, no se dio en todos los cursos, pero sí en la mayoría. Los chicos estaban completamente perdidos o tal vez se debió a mi experiencia previa o el nivel de exigencia y perfeccionismo de mi persona (con toda la modestia del mundo). Entonces, el liderazgo brotó y me puso en frente de los equipos de trabajo, lo que sin duda me mantuvo “entretenido” y me sirvió para desarrollar mis habilidades comunicativas y de gestión de equipos, pero lógicamente con el sacrificio de mi tiempo libre, paciencia y estado anímico. 

En lo que respecta a la otra universidad, en uno de los cursos encontré una situación similar y ha sido un dolor de cabeza semanal, pero sorprendentemente se está superando. Ya una semana más y tanto el curso de tesis como prácticas habrán llegado a su fin, quedando así el décimo ciclo en marzo, aún lo veo tan lejano e irreal, pero no saben lo que significará para mi poder cerrar esta etapa, aquellos que me siguen conocen el retraso que tuve y cómo desde el año pasado he tenido que nivelarme. 

Ahora, ¿qué hay de ese estado nebuloso?

Pues, aún no le encuentro una explicación, a lo único que he podido concluir es que se trata de algo netamente mío, no sé si ¿alguna vez han sentido que no tienen nada por hacer en un fin de semana o quieren hacer algo, pero nada les convence? Así me siento, he caído en una monotonía que a veces es asfixiante y el único responsable soy yo, lo importante es que el primer paso para salir de este estado, que es admitir y darse cuenta del problema, ya lo he conseguido dar.  

En estos meses que tengo a mi abuela lejos, los pensamientos desalentadores me han abrumado sobremanera, y a pesar de que no me siento solo, el no hablar con nadie hasta el final del día que recién puedo compartir con alguien, me ha conllevado a encerrarme en una burbuja emocional, fluctuando, y teniendo altibajos constantes, sin tener poco o nada de que hablar, lo cual en una persona como yo es deprimente. 

Honestamente, me siento feliz de poder expresar esto; es un gran respiro y es el inicio de una etapa de mayor actividad aquí en el blog , de mayor estabilidad emocional y de compartir con ustedes los diferentes temas que aquí tocamos. Un abrazo.

Errores comunes durante una cita | Versión 1.0

Hola! Hoy analizaremos una actitud que malogra por completo la percepción que se tiene de una persona.

Las citas son una linda forma de conocerse, de compartir un momento agradable  y de ver el grado de compatibilidad con una persona. Sin embargo, no siempre salen bien. En ciertas ocasiones, pueden llegar a ser un completo desastre.

Cuando uno conoce a una persona nueva, casi siempre muestra su mejor versión, se preocupa por los detalles, por la galantería y por dejar una impresión excepcional en el otro; sin embargo, suele ocurrir que en la búsqueda por causar esa anhelada impresión, el desenvolvimiento e interacción terminan siendo tergiversados.

Presumir

La sencillez y la modestia no siempre van de la mano en una primera cita, pero son cualidades apreciadas, que en lugar de establecer una barrera entre dos personas; crean una especie de puente que da pie a seguir desarrollando la conversación, a fomentar más interacción, formular interrogantes y curiosidad por conocer más de la persona. 

Presumir y vanagloriarse de ciertos aspectos de la vida de uno, ni gusta ni agrada; es más, tiende a dividir y establecer diferencias. Es justamente ese comportamiento el que obstaculiza la interacción fluida y natural entre dos personas. Cuando muestra una actitud pedante, petulante, vanidosa o presume de lo mucho o poco que posee, no solo cierra los temas de conversación, sino que se auto sepulta como creído y sobretodo, básico. 

Ahora… ¿Por qué presumir?

Como un intento fallido de llamar la atención, de ocultar la poca autoestima y seguridad en sí mismo. La peor forma de ser interesante es fingir serlo, alardear acerca de los países que conoces sin que te lo hayan preguntado, menospreciar a aquellos que tienen preferencias gastronómicas populares deja mal parado a cualquiera, la interrogante es ¿por qué no hablan de otra cosa? La respuesta es diversa y puede partir por la forma de ser de la persona y no dominar técnicas comunicativas y carecer de criterio para entablar una conversación interesante; a tratarse de una persona con complejo de superioridad, que en este caso en concreto suele ser fichada desde la primera cita.

Cualquiera de las dos opciones son erróneas, en el sentido de que no te llevan a ningún lugar; sin embargo, en el caso inicial, cuando se trata de falta de criterio para expresarse, es algo manejable y que después de una comunicación asertiva con la persona se puede obtener resultados favorables y poder así conocerla, sin pantallas ni barreras. Por otro lado, si se trata de la opción dos, la situación cambia y la solución va mas allá de una conversación, debido a que se trata de un tema de formación y valores arraigados desde pequeño.

¿Se puede salvar la situación?

La falta de criterio en estos casos es alucinante, generalmente cuando uno siente que lo mencionado no tiene la recepción esperada, cambia de táctica, intenta salvar la situación. Inclusive si en algún momento una persona peca de presumida, se da cuenta ella misma, y pide disculpas si dio la impresión equivocada. Debido a que en ciertos casos algún tema en particular hace hablar de mas, y lo dicho podría tergiversarse. Es en estas situaciones cuando se aclaran las cosas y tu cita toma mayor interés y rescata tu sentido de las cosas, calidad de ser humano (así sea solo una ínfima muestra) y tu grado de sensibilidad. 

También, como se mencionó en lineas anteriores, enfrentar la situación mediante la comunicación asertiva puede salvar esa impresión generada, rescatando errores involuntarios originados por el propio nerviosismo.

Finalmente…

No presumas de ti mismo, deja que tus propios actos hablen por ti, y recuerda que el valor verdadero no es como te proyectas, sino como te proyectan los demás.

Alva Miyashima Jorge Luis

Espero que esta nota haya sido de su agrado, si tienen alguna anécdota con personas presumidas, no duden en dejarla en la cajita de comentarios. Nos vemos en la siguiente nota, un fuerte abrazo.

!Hola closet! : ideas y consejos de moda para otoño – invierno

El calorcito del verano quedó atrás, la humedad y los fríos vientos ya se volvieron cotidianos. Para aquellas amantes del closet esta epoca del año es junto al invierno, una de las mejores para mostrar los looks más elaborados y sofisticados. 

Extrañaba mucho hablar sobre moda – vestimenta y tips de imagen. Es algo que me fascina; sin embargo, la pandemia y el aislamiento no me daban muchos animos. Hoy, las vacunas nos dan esperanza y optimismo, y sobretodo las personas ya conocen los protocolos y poco a poco vuelven a realizar las actividades que habían dejado de lado. Por lo tanto, el closet vuelve a ser relevante y nada mejor que dejar algunos tips y consejitos para esta temporada. 

Vestir bien en invierno no es algo complicado, el truco es saber cómo abrigarte correctamente y no parecer una piñata. A lo largo de esta nota dejaré algunos looks que espero les sirva de inspiración. Comencemos…

Errores imperdonables 

Aumentarte dos tallas más

Usar prenda sobre prenda es un error común en el invierno, muchas personas pareciera como si compitieran por usar la mayor cantidad de prendas para abrigarse. Conozco a una mujer muy cercana que en invierno parece un peluche con exceso de relleno. Pantalón sobre pantalón, polo sobre polo (delgaditos), chompa y encima una casaca extra large.

Dependiendo del lugar en el que vivas, con excepción del ártico o zonas de nieve extrema, existen infinidad de prendas inteligentes que ayudan a mantener calientes, incluso a las más friolentas. Prendas – accesorios que permiten mostrar  las caderas  y cintura para no parecer un cesto de ropa sin forma alguna.

Las prendas térmicas como mallas y camisetas aislan el frío y son tan pegadas al cuerpo que ni se notan, incluso podrás lucir despejada, llevar una chompa de punto o usar un vestido no muy abrigado, debido a que por debajo tu cuerpo ya está abrigado y protegido.

No equilibrar volúmenes 

Otro error común es utilizar prendas muy amplias en ambas zonas del cuerpo. Si optas por utilizar una casaca o abrigo amplios, recuerda siempre balancear en la parte inferior, por ejemplo unos skinny jeans que permitan mostrar tu verdadera silueta. Ojo! si aún así tienes frio, no temas agregar unas botas altas, le darán el toque perfecto a tu outfit. 

Aciertos e ideas

Cuello alto

Los jerseys de cuello alto aportan sofisticación y estilo, son muy versatiles y abrigaditos; pueden usarse a modo polivestido acompañados de unas statement boots  o debajo de una chaqueta de cuero, etc. 

Abrigos 

Nada aporta más glamour que un abrigo, eleva cualquier look y son perfectos si tu idea es destacar. Lo interesante de los abrigos es que si se trata de uno verdaderamente abrigador, puedes usar facilmente un vestido sexy, para una cita, una minifalda acompañada con medias y botas altas, entre otras infinitas posibilidades. Lo cierto es que son una pieza que no debe faltar en tu armario para alguna ocasión especial, puedes experimentar con diferentes texturas, colores. Ahora llevar un abrigo de piel no es un imposible con las maravillas de abrigos “fake fur” existentes en el mercado 

He aquí unos looks que te harán lucir como de un millón de dólares.

Lana 

El material térmico por excelencia, mantiene el calor y a la vez deja que la piel transpire. Se puede usar en forma de sueters, abrigos o incluso vestidos.  

Gorritos y bufandas 

Los complementos ideales de la temporada. No solo te ayudan a mantenerte abrigada, sino que son un plus de cualquier outfit. Arriésgate con nuevas texturas, colores y combinaciones.

Preguntas  

¿Vestidos en invierno?

Aunque en Latinoamérica no es algo común, a pesar de que el clima es ideal para este tipo de combinación debido a que no es tan extremo como otros países. En esta sección rescatamos algunos tipos de vestido, desde unos de materiales térmicos como la lana o de manga larga con cuello redondo u alto; y otros livianos que combinados con abrigos o chaquetas permiten soportar el frío y verte estupenda. El truco para poder llevar vestidos es el de usar ropa interior térmica, desde mallas – pantalonetas, y en la parte superior polos térmicos muy ajustados al cuerpo que pasarán desapercibidos si se escoge el vestido u complemento correcto.

¿Qué hay de las faldas?

Las faldas en esta temporada no son algo muy común, sobretodo las minifaldas, pero todo depende de como las combines y como te hayas abrigado en las capas inferiores. Si optas por usar una falda corta las medias son cruciales, opta por colores oscuros para dar la sensación de calidez. También, las botas elevarán el look por completo y combinarán perfecto con la mini escogida. En el caso de usar una falda más larga tipo midi, las mallas térmicas a la altura de la rodilla pasarán desapercibidas y te ayudarán a aguantar el frío.

He aquí unos looks geniales…

Ha sido reconfortante volver a escribir sobre moda, no duden en dejar sus sugerencias o preguntas en la caja de comentarios. Y para los chicos también en estos días estaré publicando algunos looks de invierno, nos vemos en la siguiente nota…

Susceptibilidad y aislamiento, una dupla peligrosa | Universidad

Después de unas cuantas semanas de ausencia, por fin encontré un tiempo para dedicarme al blog. Hoy deseo hablar sobre un tema que estoy casi seguro que muchos de ustedes han experimentado en estos meses de aislamiento.

Como bien dice el título de esta nota, la susceptibilidad y el aislamiento son una dupla peligrosa que atenta contra nuestro estado de ánimo, conducta y relaciones interpersonales.

A lo largo de estos meses he experimentado en carne propia como mi tolerancia a ciertos hechos y/o actitudes se ha visto reducida en grande. Nunca me he considerado alguien supremamente tolerante; sin embargo, ahora me doy cuenta que cosas simples, algunas casi irrelevantes, me fastidian en demasía.  

Abordaremos este tema con un poco de humor y sarcasmo…

Las clases virtuales han desenterrado unos personajes que yo había dado por desaparecidos; encontramos a los despistados y a los lambidos. Sin dudarlo son personajes contrapuestos entre sí, pero comparten una cosa en común, la impertinencia.

He aquí cuando mi susceptibilidad aflora. 

Comentarios absurdos

Una y media de la tarde, hora pesada y de mucha somnolencia, me encuentro frente a la laptop escuchando la clase y de repente el queridísimo docente coloca el clásico vídeo motivacional o uno que todos los chicos de administración hemos visto numerosas veces. Al final hace la típica solicitud de participación, es en ese momento donde uno de los personajes mencionados sale a la luz. Los lambidos alistan la batería de “elaboradas y creativas” opiniones y uno tras otro hacen la misma insulsa aportación; con el típico “opinó igual que mi compañero” seguido de las mismas ideas. Mis nervios en esos momentos ya están de punta, ante tan maravillosa demostración de “sabiduría” y originalidad, solo me resigno, trato de entender sus motivaciones y hablo con mi pared totalmente indignado.

Dulces y tiernas preguntas

Si hay algo que molesta es el hecho de no respetar los tiempos, los queridos despistados me dejan atónito por su falta de criterio. Cada clase dura cerca de 4 horas y es como si todas sus dudas e inquietudes por no haber prestado atención tuvieran que ser despejadas justo a la hora del break. Los docentes también tienen ese tiempo para dar un respiro y me sorprende como roban 5 o a veces 10 minutos de ese preciado refrigerio para responder algo que desde el principio estaba claro. Y como todo tiene un efecto en cadena, uno tras otro de alguna u otra manera realiza la misma interrogante al ya abatido profesor. 

Me pregunto : “¿Tienen algún problema cognitivo o es falta de sentido común?  Tal  vez estoy siendo muy duro, y un poco neurótico, pero honestamente cansa. Hace no más de dos semanas, un docente se encontraba dando indicaciones para un trabajo final. El curso en cuestión es mitad español-inglés, y las indicaciones de esa tarea estaban redactadas completamente en inglés. El profesor ya había explicado que se realizaban dos informes, en ingles y español respectivamente, infografía, diapositivas, etc. Había dado las instrucciones, pero la metodología de la infografía no era del todo clara, por lo que solicité mayor precisión en ese punto y oportunamente el docente respondió mis dudas. Habían pasado ya cerca de 10 minutos solo en la explicación del trabajo; cuando entonces un despistado levanta la “manito” y por enésima vez pregunta lo que se ya imaginan:  “¿Profesor es en inglés?

Mensajes eternos 

Coordinar con tu grupo es algo provechoso, se obtienen mejores resultados, se logra un verdadero trabajo en equipo, entre otras bondades. Sin embargo, algunos se lo toman muy enserio. En lo personal me caracterizo por ser practico, valoro mi tiempo y el de los demás. Por lo que me gusta que las indicaciones sean precisas y concretas. 

Soy de aquellos que silencian los chats oficiales de los cursos, porque perturba sobremanera escuchar notificaciones todo el día, y como en este ciclo llevo cerca de 7 cursos el tiempo me queda justo para continuar con mi vida; la cual valoro y defiendo a capa y espada. 

Considero que cada curso debe contar con un tiempo determinado de dedicación, este abarca trabajos, coordinaciones de grupo y demás. Por ello cuando en algún grupo ya se han revisado las indicaciones reiteradas veces y de repente vuelven a sonar las notificaciones mi modo pasa de forma automática a “no disponible”; más aún cuando veo audios tras audios, como si fuera una competencia de longitud y redundancia.

La falta de sentido común, criterio y objetividad es un serio problema al hablar de futuros profesionales. Es importante saber cuándo y cómo opinar, visualizar una intervención como un acto notable, que aporte valor, genere interés y debate. Además, el comportamiento del estudiante participativo debe caracterizarse no por solo querer ganar nota o ganarse el favor del docente, sino por aportar conocimiento e información al salón de clases de forma desinteresada.

Finalmente, los líderes de grupo deben ser capaces de priorizar actividades, organizar y dirigir un equipo sin crear antipatías; por el contrario, motivarlos y guiarlos en cada sesión de trabajo. Además la pandemia ha originado niveles de estrés que ningún joven conocía, comprender y tolerar el comportamiento-actitud de los demás es una ardua tarea. Reconocer la susceptibilidad del otro es un factor crucial para poder moderar nuestro comportamiento y desarrollar así nuestro sentido empático.

Nos vemos en una siguiente nota…

Cambios

Aveces ausentarnos y desaparecer es necesario. Estuve poco visible estas ultimas semanas, por no decir el mes completo y me encuentro nuevamente recargado para empezar a plasmar de nuevo mis ideas en este bello espacio. 

El 2021 está siendo sin duda un año de cambios, adaptación y transformación. El verano y las vacaciones parecía que querían jugarme una mala pasada, y que estaba predestinado a tres largos meses de soledad; sin embargo, esa soledad mágicamente se tornó en un brillante sol, cálido, seguro y acogedor. Han sido meses de calma, paz, meditación y de largas caminatas, que en lo personal, sobrepasaron cualquier viaje que hubiera podido realizar. 

La transformación y el cambio demandan que dejemos atrás ciertas energías negativas, actitudes que desencadenan momentos de oscuridad e inestabilidad, de encontrarnos a nosotros mismos, de intentar conocernos mejor y redefinir nuestros intereses y metas. Solo así logramos adaptarnos a ese cambio. Por ello tu “yo” pasado queda atrás, con todos tus errores y fracasos; trayendo contigo únicamente las lecciones aprendidas y esa nueva forma de ver y hacer las cosas.

Hoy me encuentro listo para iniciar un nuevo ciclo académico en la universidad, anhelando culminar lo más pronto posible, pero esperando disfrutar cada día al máximo y deleitarme con las anécdotas de compañeros y docentes. Estas, son una de las principales fuentes de inspiración para mis diferentes notas y reflexiones. Cada una es un extracto de mi vida, un “pedacito” de historia que espero forme parte de un extenso archivo personal; lleno de evolución y transformación.